Aldama

Introducción

La “Villa Presa del Rey”, hoy conocida como Villa Aldama, fue fundada el 15 de abril de 1790, aunque a decir verdad, desde 1785 el capitán de milicias, don José Vicente de la Serna, ya había iniciado actividades de asentamiento.

El 18 de junio de 1789, fue nombrado el Teniente Coronel, don Miguel Ignacio de Escandón y Llera, hijo mayor del conde de Sierra Gorda, don José de Escandón y Helguera, para que se abocara a legalizar la fundación de la villa Presas del Rey, bajo la advocación de la Divina Pastora.

Los primeros fundadores fueron 76 familias con un total de 293 personas provenientes de las villas de Cruillas, San Fernando y Revilla (hoy Guerrero), nombrándose como justicia al capitán Vicente de la Serna, que inició los trabajos para dicha fundación.

Asimismo, se estableció la misión de San Vicente del Platanal, para congregar a los indígenas panhuayes de la sierra de Maratines.

Cabe mencionar que esta población fue la última que fundó el conde de la Sierra Gorda en la antigua provincia del Nuevo Santander (hoy Tamaulipas).

Por decreto de noviembre 25 de 1828 se le concedió el título de Villa Aldama en memoria de Ignacio Aldama, prócer de la Independencia.

Cronología de hechos históricos

1790 El 15 de abril, fundación de la villa Presas del Rey (hoy Aldama).
1811 En el mes de marzo, pasa por la villa don Joaquín Arredondo, procedente de Tampico en persecución del cura Hidalgo.
1817 El 22 de mayo, proveniente de Soto La Marina, transita por la villa Presas del Rey, don Francisco Javier Mina.
1828 El 25 de noviembre, por decreto del Gobierno del Estado, se le cambia de nombre por el de Villa de Aldama.
1865 Fue incendiada la iglesia Divina Pastora por los franceses.

Personajes ilustres

Fortunato de Leija Pérez (1887-1920). Abogado, político y constituyente (Querétaro 1917). Originario del rancho El Barranco, Municipio de Aldama, Tam.

Monumentos históricos

Monumentos erigidos a Benito Juárez y a Miguel Hidalgo y Costilla, ambos ubicados en la plaza principal de la Villa.

Monumentos arqueológicos

En la laguna del Sapo (ejido Guadalupe Victoria), hay restos de numerosos cués o montículos. En el ejido Tres Piedras se encuentra otra zona arqueológica. Por esa misma región, en Magueyes y ejido El Olivo, hay vestigios de un antiguo pueblo huasteco. Al sureste de Villa Aldama, cerca de Morón, en un lugar llamado la Ceiba existe un grupo de montículos donde se han encontrado monolitos.

Fiestas populares

Una de las fiestas populares es la que se realiza, año con año, para festejar la fundación de la Villa. Se inicia la última semana de abril con un desfile de carretas alegóricas, simulando la llegada de los primeros pobladores.

Alimentos

Por ser una región eminentemente ganadera, en cuanto a gastronomía, lo típico en Aldama es la deliciosa barbacoa, la cecina y el panzaje de res, así como las panelas y el queso en sus distintas variedades.

Artesanías

En la cabecera municipal se encuentra un taller de talabartería, donde se manufacturan distintos artículos de piel, como son: chaparreras, sillas de montar, cuartas, fundas para navajas y machetes, reatas de lazar de cerda de cuero; por otra parte, también se hacen coronas florales, sillas, piñatas, disecamiento de animales y pulimento de cuernos de res, borrego y venado.

Localización

La cabecera municipal se encuentra situada a orillas de los ríos Tigre o Cachimba y del río Blanco, a una altura de 90 metros sobre el nivel del mar. En cuanto al Municipio de Aldama, se encuentra ubicado en la porción sureste del Estado, localizándose entre los paralelos 22º37’52″ de longitud oeste. Limita al Norte con el Municipio de Soto La Marina; al Sur con Altamira, al Este con Casas y González, y al Oeste con el Golfo de México. Su extensión territorial es de 3,671.78 kilómetros cuadrados, que representa el 4.57 por ciento del total del Estado.

El Municipio está integrado por 375 localidades, de las cuales las de mayor importancia son: Aldama (cabecera municipal), Barra del Tordo, Nuevo Progreso, Higinio Tanguma, Morón, Las Yucas, Rancho Nuevo, Francisco I. Madero y Alberto Carrera Torres.

Hidrografía

El Municipio cuenta con tres ríos de suma importancia, como son: el Tigre, Barberena y Carrizal, Entre las obras hidráulicas de mayor relevancia cuenta con la presa República Española, mejor conocida como presa del Sombrerito y Proyecto el Nacimiento, que sirve para riego, recreación y pesca.

Clima

De acuerdo a la clasificación climatológica de Keopen modificada por Enriqueta García, se presentan variados climas en el Municipio. En la región norte, sur y este es cálido y semicálido cuando llueve. En la porción sureste y noreste, el clima es cálido y subhúmedo cuando se registran lluvias.

Orografía

Se localizan algunos valles en la Azufrosa, Nuevo Progreso, el Zanampeño y el ejido 5 de Mayo. Las pendientes mayores se presentan en las sierras el Naranjo y el Aguacate, y con algunos cerros como el Jerez, Granadilla, el Divisadero, las Joyas, Puerto de San José y el Cerro del Maíz.

Clasificación y uso del suelo

En el Municipio las clases de suelo son: regosol en la parte costera; asociación feozem haplico vertisol pelico en la región noreste; asociación feozem rendzima y asociación eutrica-cambrisol cálcico al norte y asociación lotosol-rendzima feozem haplico al oeste. La tenencia de la tierra es eminentemente privada.

Flora y fauna

En las partes más elevadas se presenta la selva baja caducifolia; mientras que en las porciones menos cerriles encontramos selva baja caducifolia espinosa y en los valles o partes bajas, principalmente al oriente del territorio municipal pastos naturales.

En lo que se refiere a fauna, el municipio es muy rico, pues cuenta con jabalí, venado, tejón, armadillo, liebre, víbora, zorrillo, guajolote silvestre, zorra, coyote, gato montés, jaguar, chachalacas, oso hormiguero y puma.

Al sur del Estado, y ubicada en el Municipio de Aldama se encuentra la “Barra de la Tortuga Lora” en donde se lleva a cabo el desove de esta especie en peligro; se localiza en las playas comprendidas cerca de la Barra del Tordo, casi llegando a Soto La Marina; y constituye el único lugar en el país que reune las características especiales para el desove de la especie Tortuga Lora conocida por su nombre científico (Lepido chelys-kempr) y considerada nativa de las costas de Tamaulipas. Se encuentra actualmente en peligro de extinción, pero gracias a los apoyos brindados por el Gobierno del Estado, grupos ecológicos de otras naciones lograron un convenio en el año de 1966 firmado por Estados Unidos de Norteamérica y México, en virtud del cual se han iniciado operaciones tendientes a mejorar su calidad de vida y a incrementar paulatinamente su población. Estas acciones dieron inicio en el campamento de Rancho Nuevo, ocupando en su primera fase una extensión de 30 kilómetros de las playas del Golfo de México y continuando en Tepehuaje, Soto La Marina y Aldama o playa 2, con una ampliación de 32 kilómetros de zona exclusiva de reproducción o desove, siendo visitada por europeos, cubanos, norteamericanos y gentes de todo el mundo.

Esta es una de las tortugas marinas más pequeñas propiedad de las costas de Tamaulipas. Llegan aproximadamente 300 de ellas por los meses de abril y junio , que es su época de desove, logrando hasta 100 huevos en promedio cada una, tardando 45 días en encubación para el nacimiento de las crías, llegando a medir de 4 a 5 centímetros, y con un peso de 10 gramos al nacer, alcanzando en adulto hasta 80 centímetros, y un peso entre los 35 y 50 kilogramos.

Al igual que otras especies en peligro de extinción, la tortuga lora se encuentra sujeta a los depredadores, animales y humanos debido a lo fácil de su captura y al alto grado de aprovechamiento.